domingo, 17 de abril de 2011

Dias 47, 48 y 49 ---- Grecia!

Dia 1: Kalimera

 El dia que volvimos de Egipto dormimos en un hotelcito cerca del aeropuerto, porque teniamos que viajar al otro dìa a nuestro siguiente destino: Grecia!
 Hicimos el check out tempranito, y nos llevaron al aeropuerto. Nuestro avion salí a las 3 de la tarde mas o menos. El viaje no tuvo inconvenientes (mas allà de las palmas sudorosas de Leandro y su cagaso de siempre).

Aterrizamos en Atenas a las 18:00 hrs, hora local. Nos esperaba un señor con el cartelito con nuestros nombres, que era el que nos transportarìa hacia nuestro hotel. Se llamaba Argiris y hablaba español minimamente, y conversamos durante todo el camino. La ruta hacia el hotel (por las afueras de Atenas) nos hacía acordar mucho a Buenos Aires extrañamente.

 Llegamos al hotel despues de cerca de 45 minutos de viaje. Se llamaba Hotel Stanley, y estaba bastante bien. En la recepciòn nos esperaba nuestro guía: Anibal. Un gallego cincuentòn que nos explicaba nuestro itinerario.

 Nos contò cosas sobre Grecia muy extrañas... por ejemplo: los taxis suben a cualquiera, y si estas en tu taxi muchas veces hacen entrar gente despues. El que sube tiene que memorizar el importe de cuando subió, restarlo del total, y sumarle una bajada de bandera. Siendo nosotros 3 nos dijo que jamas nos iba a parar un taxi; y nos contó que los omnibus no tienen una ruta demasiado clara, y ni los griegos las conocen muchas veces jajaja.

Él no nos iba a acompañar, y las cosas las haciamos basicamente por nuestra cuenta. Pensabamos que iba a ser mas parecida a nuestra experiencia en Egipto, y estabamos un poco decepcionados. Los chicos estaban bastante mas decepcionados que yo, y querian ver de irnos de Grecia antes de lo planeado, o de contratar otra cosa. La predisposición de ellos era pesima, y como conocer Grecia era uno de mis sueños desde chico, les dije que le pongamos onda y tratemos de disfrutar, que ya habiamos estado solos en muchos lugares, y no daba hacernos los exquisitos solo porque habiamos tenido un muy buen viaje por Egipto, que veamos que onda... y los chicos le pusieron pilas, asi que estuvo todo bien :).
(El cumpleañero con la picadita)

Esa noche que llegamos, a las 12, era el cumpleaños de Leandro, asi que decidimos salir a festejar. El unico restaurant cerca que teniamos se llamaba Alejandro Magno. (Argiris nos lo habia recomendado aparte), asi que fuimos a comer ahi.

Pedimos unas entradas surtidas, que tenia muchas cositas untables, aceitunas (obviamente), quesito picante y tonteritas, tambien algo que se llama Nasagaki (que es como una porción de queso empanado y frito...y te lo dan llenisimo de aceite..LIGHT NOMAS!), y un vinito tambien para brindar.

 Leandro comiò un plato tipico que se llama Pasticio (es como una lasagna con fideos adentro), yo pedí una carne con yogur (griego claro), verduritas y no se que mas (no me acuerdo como se llamaba), y Lautaro unos fideitos con mariscos. Anibal nos había advertido que los mariscos eran extrañamente caros, pero Lautaro nos dijo que su plato salía solo 8 euros. ¡Como nos mintió ese Anibal! pensabamos.

(Comiendo en Alejandro Magno) 
Llega nuestra comida (muy buena), y el plato de Lautaro era grosero: Pinzas de cangrejo, langostinos, camarones, almejas.. de todo y super enorme. Yo dudando le digo.. "Amigo, eso salia 8 euros seguro?"  y me dice "Si, fijate en la carta si no me crees"... y yo como no le creia obviamente me fijé: 22 euros salia!!!!!!!!!! jajajajajaja. El ingeniero habia visto bastante cruzados los precios, y quedó empernado (por lo menos se vè que el plato estaba buenisimo). Como era día de festejo, no lo sufriò mucho, y comimos felices. Brindamos y todo, y al final nos regalaron postre :)



La idea era hacer algo para festejar, pero a las 6:15 nos pasaban a buscar al otro dia... asi que nos fuimos al hotel nomas. Ya acostaditos dieron las 12, y pedimos unos champagne chiquititos para brindar por nuestro amigo, y a la camita.

Dia 2: Las islas.

 Nos despertamos como a las 5 y algo este día, porque a las 6:15 nos buscaban para hacer el crucero por 3 islas que teniamos contratado. Subimos a nuestro barquito y los chicos se durmieron, mientras yo veia un poco el paisaje o jugaba al fulbito en mi celular jajaja.

 Las islas que visitamos son las 3 mas cercanas a Atenas: Hydras, Poros y Aegina. Llegamos a la primera cerca de las 11, y bajamos durante unos 40 minutos. Era una isla pequeñita, muy pintoresca, llena de casitas y negocios para turistas. El color del agua era tan hermoso y transparente, que te hace dudar sobre la veracidad de que nuestro mar sea de agua y no de fernet (?). (aunque pensandolo bien, sería un mar copado ese).

(En Poros)
 Entre la primera y segunda isla tuvimos el almuerzo que estaba incluido, y estuvo bien (nada muy extraordinario). Un tipo tocaba musica griega en un pianito para entretener a la monada.

Dos horas despues de salir de la primera, llegamos a la segunda isla, que era muy parecida a la primera, pero un poquito mas grande. Realmente no habia mucho para hacer en las islas estando solo una hora, pero tenian lindos paisajes... y reitero: solo ver el agua tan clarita y hermosa hacía que valga la pena el viaje en barco.



Camino a la tercera isla compramos con Leo un par de tragos para seguir festejando su cumple en la cubierta del barco. Abajo había un espectaculo de baile griego, y el clima estaba realmente hermoso. Sol, tragos, paisaje increible y la musica griega de fondo. Tan mal no estuvo el festejo, aunque faltaron un par de amigos :)

A la tercera isla llegamos como a las 4 o 5 de la tarde, era una isla mas grande que las otras dos, y nos daban la opcion de pagar un pequeño tour en omnibus para ver un templo, una iglesia ortodoxa muy importante, y una fabrica de pistacho en la isla. Lo hicimos como para no quedarnos tirados.

El templo estaba en ruinas obviamente, y estaba dedicado a Apheas, que es algo así como la versión autoctona de Afrodita de la isla de Aegina. Lo vimos de lejos porque estaba cerrada la entrada (era una fecha patria), y fuimos hacia la iglesia donde todos los ortodoxos tienen que ir si o si una vez en la vida (no me acuerdo porque, pero tienen que ir jajaja). Dentro estaba la tumba de un santo onda el gauchito gil, qeu se llamaba San Nectario, y que si estabas muy enfermo o necesitabas algo, tenias que apoyar tu cabeza en el ataud: si escuchabas latir el corazon de San Nectario iba a ocurrir un milagro.

 Despues de la iglesia, fuimos a la fabrica de pistachos, que realmente nos interesaba tanto como aprender a jugar a las bolillas con el pie. Nos mostraron un poco las maquinas que tenían y nos convidaron pistacho (por lo menos estaba bien bueno), y ahi volvimos al barco. Fué medio una estafa el tour, pero realmente la isla era grande y todo quedaba lejos.

 Abordamos, y al instante emprendimos la vuelta. Llegamos a Atenas como a las 9 de la noche, reventados de tanto viaje (en el barco solo podiamos ir sentaditos en unas sillas onda barcito). Llegamos al hotel, y como todavía era el cumpleaños de Leandro, fuimos a comer de nuevo a Alejandro Magno que tan bien nos habia tratado la noche anterior jajaja.

Cuando entramos ya nos saludaron como viejos conocidos, nos ubicaron y nos invitaron una entradita. Leo y yo pedimos una parrillada mixta para dos, y Lautaro unos fideos a la carbonara (esta vez mirando 15 veces el precio) jajajaja. Estaba muy buena la comida, y nos invitaron otra vez el postre. Una maravilla don Alejandro.

Ya comidos, asoleados y cansados nos fuimos a dormir porque al otro día teniamos que madrugar nuevamente para el siguiente tour.


Dia 3: City tour. 

Nos despertamos tempranito, tipo 6 y media, y fuimos a aprovechar nuestro desayuno. Estaba bastante bien. Buffet completito y libre :)
 7:50 nos pasaron a buscar y nos subieron a un colectivo con otra gente de habla hispana.

Primera parada: el primer estadio olimpico, el Oliympiakos. Bastante chicon, pero era muy antiguo y estaba totalmente restaurado y muy lindo.

(en el templo de Zeus)
Despues fuimos a el templo de Zeus. Este templo consta de un par columnas enormes, 2 columnas mas en ruinas... y nada mas. Realmente es un bajon que no se conserve mucho mas que eso, y no haya aunque sea una proyección recreando como era en realidad.
Ahi cerquita, estaba el arco de Adriano, que marcaba como la entrada al centro de la ciudad.

 Despues del templo fuimos hacia la Acropolis. Acro = alto, Polis = pueblo o ciudad. Era la parte alta del pueblo, donde se erigieron los templos mas importantes a la diosa guardiana de la ciudad: Atenea.

 La acropolis si es bellisima (tambien esta muy en ruinas), pero desde casi toda Atenas se puede ver el imponente Partenon en la acropolis.
 Ademas del Partenon (que era dedicado a Atenea), estaban el templo de Atenea-Nike (la diosa de la victoria), y el de Palas-Atenea (que es Atenea vestida de guerrera, inventada por los atenienses para que los cuide). La vista de la ciudad desde aqui arriba era realmente hermosa!!!
Bajando de la acropolis pasamos por el Odeon (lugar para los recitales), el teatro de Dionisio (todo de marmol, hasta las escalinatas que servian de gradas), y por el Agora.

Aqui terminó nuestro tour, y la guia nos dijo que podiamos volver al autobus para que nos lleven de vuelta, o podiamos pasear por aqui ya que estabamos en el centro. Decidimos quedarnos.

Paseamos por el Agora donde todavía habian un par de ruinas de los bancos y un par de estatuas, y fuimos hasta el templo de Efesto casi saliendo del Agora.

(El partenon)
Siendo casi la hora de comer, nos fuimos ahi cerquita nomas, al famoso barrio Plaka (que significaba algo asi como plano), que es el barrio antiguo que rodeaba a la Acropolis. Comimos en un lugarcito piola, y probamos algunos platos mas como ser la Mousaka (que es una lasagna pero de berenjena). Extraña.

 Plaka es un barrio de comercios basicamente. Puestito tras puestito tras puestito tras puestito tras puestito tras puestito y asi sucesivamente. Se puede comprar cualquier tontera por ahí, asi que nos quedamos dando vueltas y upitiando un poco. El barrio era enorme.

 Cerca de las 3 y media de la tarde estabamos reventados. La poca dormida y tanto viaje nos venia haciando mella. No estabamos como en los primeros dias, moriamos por una siesta, asi que volvimos al hotel.
 Debo confesar que yo particularmente estaba muy muy cansado, asi que a las 4 de la tarde me dormí. Los chicos se pusieron a ver una peli, y se durmieron a las 7 de la tarde.

 Me levanté a las 7....de la mañana del otro día!!! jajajajaja, ni para ir al baño, ni de hambre, ni nada me hizo ni abrir los ojos antes!!! y veo, y los chicos tambien dormian. La verdad...necesitamos el descansito, y nos despertamos justo para hacer el check out del hotel. Asi terminaban nuestros 3 dias de tour contratado, ahora estabamos por nuestra cuenta de nuevo.


(Material extra:
dos caballeros del zodiaco peleando)


Despues sigo, y prometo ya no volver a colgarme mas, recien volvimos a Argentina hace una semana, y entre tantas recibidas y reencuentros no tenia tiempo de escribir..pero aqui me ven :)

2 comentarios:

María sola dijo...

Desde que vi Narda en Grecia siempre pensé que la comida sería lo más, pero parece que no tanto.
Se nota que estás más descanzado por que escribis más más cosas graciosas y muchas caritas felices!
Lo de los caballeros es como la cereza del postre jaja.

tucuviajera dijo...

Como comieron por favor!!! bien festejado ese cumpleaños, esperando lo mejor de Grecia, Santorini..