lunes, 28 de febrero de 2011

Dias 11, 12 y 13: Berlin y las cronicas de la heladera.

(Lautaro rindiendole tributo a Atenea
 en la puerta de Brandenburgo)
Llegamos a Berlin cerca de las 1 del mediodía a su estación central. Empezamos a buscar las indicaciones para llegar al hostel que teníamos reservado, y tomamos el tren que creíamos que era el que correspondía.
Ya en camino y viendo un par de estaciones que seguían y cosas así nos bajamos creyendo que estábamos en el tren equivocado; pero no… nos bajamos al pedo.

 Subimos a otro subte que iba en esa dirección, pero que no sabemos porque..paró como destino final unas 5 o 6 estaciones antes. Y ahí estábamos nosotros esperando a ver que pasaba con nuestras vidas, y vemos que por el frente estaba pasando el que teníamos que tomar. Corremos a agarrarlo y se nos pasa… otros 20 minutos esperando el que seguía. De entrada arrancamos mal con Berlín.

Cuando por fin lo tomamos, nos damos cuenta que ya estábamos muy muy muy lejos del centro de Berlin… estábamos saliendo de la capital en sí, ya nos estábamos metiendo en una provincia loca de Alemania. !!!Estabamos perdidos en medio de un bosque pelado de repente, y no entendíamos nada!!!!

Llegamos a nuestra estación y ya eran como las 3 de la tarde y no dabamos mas del hambre, asi que comimos en lo único que había en ese paraje abandonado por los dioses: Un Burguer King.

 Terminamos de comer y nos decidimos a volver al centro, porque quedarse en un hostel donde el viaje en tren dura mas de 30 minutos nos parecía un despropósito, asi que perdimos nuestra reserva y tomamos un tren de vuelta.

 Llegamos al centro de nuevo cerca de las 4 y nos mandamos al primer hostel que aparecía en el Ipod mágico de Lautaro: El City Hostel.
 Llegamos después de preguntar un poco, y vimos que era un hostel enorme y muy barato. Nos salió algo así como 16 euros por noche (era aún mas barato pero Leandro se olvidó de decirles que eramos estudiantes y nos tenían que hacer descuento).

 Por fin nos instalamos, y como no teníamos mucho para hacer ya por la hora, nos decidimos a ir a una excursión nocturna que se llama Pub Crawl, que está en todas partes, pero a este lo organizaba gente del lugar. Esta cosa consiste en ir de bar en bar (3 o 4 bares), te regalan una cerveza, te dan unos shots gratis cada vez que entras a un bar nuevo, y si consumis algo en los bares te dan un shot con cada compra.

La verdad no estuvo muy bien... medio pedorros los bares, eramos casi todos hombres, el grupo no era de mas de 10, y a pesar de que charlamos con la gente que estaba ahí, no pegamos demasiada onda. Supuestamente al final nos llevaban a un bolichon, pero nos llevaron a otro bar que a mi me pareció copado (Porque era muuuuy onda Aleph y me acordé de aquellas épocas con mis chicas, las hijas de la vaca), pero a los chicos nos les gustó nada de nada. Se llama Zapata, y es como emblemático aquí. Cuando llegamos había una bandita, que tocó 2 temas mas y se fue, llevándose a toda la gente.

Hasta el guía del Pub Crawl se quería perder bajo la tierra del embole que teníamos todos. Un desastre.
Esa noche terminamos medio borrachos, pero no nos convenció para nada la cuestión esa, asi que decidimos despertarnos mas o menos temprano para hacer el tour gratis por la ciudad.
El día 1 fue cansador y medio que no fue demasiado aprovechado.

Al otro día nos despertamos  muy temprano, desayunamos en el buffet gratis del hostel (que estaba bastante bien), y fuimos al punto de encuentro del free tour: La Parizerplatz.
Nuestro guía era un gallego que se llamaba Santi, y la cantidad de gente que estaba haciendo el tour era ridícula. Salieron 4 grupos distintos al mismo tiempo con 30 personas mas o menos cada uno.

Primero vimos la puerta de Brandenburgo con la famosa Cuadriga coronandola, y seguimos el camino real, pasando por el palacio de la princesa, la iglesia protestante (enorme y neo gotica), después vimos las catedrales gemelas en la “Plaza de la tolerancia” (asi le decían de onda, pero tiene otro nombre), vimos el opera house, la filarmónica, la universidad Humboldt, y vimos también unos estantes vacios que están bajo la plaza en un techo de vidrio; esta puesto así en conmemoración de los libros que quemaron en esa misma plaza los nazis. Es donde deberían estar.

También vimos parte del muro de Berlín que queda en algunas partes, y también el recorrido que hacía originalmente el muro, porque hay un adoquinado especial que señala las partes por donde pasaba y dividía en dos Berlin.
 Nos contaron mas sobre la historia de Hitler, pero sobre todo hizo incapié en la guerra fría, que dividió a Berlín y terminó de destruirlo.

Pasamos por checkpoint Charlie (su reconstrucción en realidad), que es una garita de vigilancia estadounidense sobre una de las puertas de paso entre los dos berlines, y de un lado está la foto gigante del ultimo que hizo guardia de cada uno de los sectores (yanqui y ruso de cada lado).

(Leo apareciendo de Striker en el monumento
a la memoria de los judios asesinados)
El momento mas emotivo fue cuando pasamos por el monumento en memoria de los judíos muertos en la era nazi. Eran mas de 4000 bloques de piedra de distintos tamaños, que iban de menor a mayor, representando el crecimiento de la violencia hacia ellos con el pasar de los años en el régimen nazi. Desde afuera no podes ver quien está dentro, y adentro son como corredores de una onda laberinto muy lindo para recorrer. La verdad está muy bueno, y mientras caminas por ahí como que te pinta la reflexión.

Despues vimos el lugar donde estaba el bunker donde se suicidó Hitler (vimos la ubicación nada mas, el bunker estaba abajito y al parecer ya ni existe).
En medio del tour paramos a tomar un cafecito (y nosotros a comer porque no habíamos almorzado y ya eran como las 4 de la tarde), y nos dimos cuenta que cuando el grupo es muy grande, en general no compartís tanto con la gente ahí. Cada uno es como que venia con su grupo, o estaba muy en la suya. No hicimos amigos ese día, pero aprendimos mucho.

A la noche nos decidimos ir nuevamente al Pub Crawl, pero esta vez al que organizaba la misma empresa que nos dio el free tour, para ver si conocíamos gente.
Esta vez le pegamos. Habian como 60 personas (en su mayoría españoles bien graciosos), y nos llevaron de entrada a Zapata a tomar cerveza canilla libre durante 1 hora, y de ahí a 3 bares mas que estaban bien copados, y al final a bailar a un lugar que se llamaba Matrix.

 La verdad estuvo bien bueno, charlamos con mucha gente, nos cagamos de risa. Tipo 3 a mi me pintó el sueño y las ganas de irme, asi que como siempre hago, me di el piro jajaja.
 Salgo y veo en la estación de tren 2 cosas: 1, que me encontraba lejísimo del hostel, y 2... que los trenes empezaban a pasar después de las 4.

 Estaba solo y tenia que esperar una hora… un panorama desolador, y solamente tenía 10 euros en el bolsillo. Camino un poco y me acerco a un taxi, y me dice que hasta cerca del hostel me salía 16 euros; le digo que tengo 10, que me acerque lo mas que pueda y yo me iba a ir caminando si me indicaba por donde seguir, y me sube.
 Iba charlando yo con este señor peladito y simpatico, y cuando llega a los 10 euros apaga el contador, y me dice “te voy a llevar al hostel, no te hagas problema”, y yo moría de felicidad!
 Me dejó en la puerta, le di un beso en la frente junto con mi bendición (cuak), y me fui a dormir directo.
Tipo 5 me despierta Leandro diciéndome que se había subido a un tren y Lautaro no llegó a subirse porque se le cerró la puerta en la cara. Yo escuché y me dormí, y Leandro también jajajaja.

Al otro día Lautaro me cuenta que era verdad, y que no sabía como había llegado Leandro, porque estaba muy desubicado, medio borracho y se había dormido en el boliche encima! Una proeza su llegada! Me contaba que solo había llegado a hacerle una seña de 2 con los dedos y lo saludó mientras se alejaba el tren cagandose de risa. Por suerte parece que Leandro entendió que tenia que bajarse a las 2 paradas jajajaja.

(Yo parado haciendo cara de
 inteligencia suprema en la parte
de atras de la iglesia protestante)
El día 3 nos despertamos como a las 11 y media, asi que no llegamos al desayuno L. Nos pegamos unas buenas y largas duchas todos, y nos fuimos a la filarmónica para buscar algún espectáculo para ver a la noche.
En el camino a la filarmónica entramos a un par de shoppings, y llegamos hasta el palacio de la Berlinale que estaba celebrando su festival en ese momento. Vimos la alfombra roja, las cámaras, la gente, una bandita que tocaba, pero ninguna celebridad.

De ahí fuimos a comer unas pastas bastante ricas y super baratas por el patio de comidas del shopping,
A las 3 abría la boleteria, asi que después de hacer tiempo un rato llegamos por fin a la filarmónica, y estaba todo vendido del espectáculo que queríamos ver, entonces fuimos a ver de comprar para otro que era el mismo día en un teatrito mas chico. Resulta que este otro era un concierto de clarinete, los asientos que quedaban eran detrás de la orquesta, y salía como 30 euros cada entrada. Realmente no daba. Asi que partimos sin ver nada.

Ya cerca de las 4 y algo nos pusimos a caminar hacia la Alexanderplatz, una de las plazas principales donde estaba la antena gigante de televisión de la que Leandro parecía estar enamorado jajajaja. Dentro de la plaza había mucho ruido, muchos pendejos en patineta gritoneando y mucho movimiento.
Estabamos deliberando si volvíamos o no a la casa, y como era nuestro ultimo día decidimos quedarnos en el centro para comer algo y recién volver. Fuimos de nuevo al palacio de la Berlinale a ver si cazabamos algún famoso… pero nada.

 Empezó a nevar un poquito (hacían 3 grados bajo cero ese día, y el día anterior también había hecho mucho frio), y nos hizo frio asi que nos metimos en una galería bien grande.
Ahí después de pasear un rato comimos en un bar asiático cosas que no sabemos que eran, pero que estaban muy buenas. Todos los asiáticos donde vamos comiendo son baratos y bien abundantes… eso si, no vi perros vagabundos en las zonas aledañas jajajaja.

Cuando terminamos de comer tomamos un heladito (si, con 3 grados bajo cero), y ya nos pusimos a buscar la forma de volver al hostel. Eran las 8 y media de la noche casi.

Efectivamente logramos llegar sanos y salvos,y ya en el hostel me puse a escribir, estuvimos un rato en internet, tomamos una coca y nos pusimos a armar los bolsos para salir para Amsterdam a las 5 de la mañana.
 Ah! Tuvimos un compañero de cuarto esos 3 dias al cual casi no le dirigimos la palabra, y solo veíamos cuando ya estaba durmiendo jajaja. Cuando nos despertamos a las 5 para irnos, esta vez él recién estaba llegando, y nos despedimos mientras se ponía sus orejeras y los cubre ojos para dormir.

 Tomamos el tren para Amsterdam a las 6:50 despues de renegar porque no encontrábamos cual era, y tuvimos que bajar en Duisburg y esperar 30 minutos para hacer un trasbordo a otro tren. Mientras escribo estoy ahora viajando el ultimo tramo a Amsterdam, donde va a empezar nuestro día 14 sin hostel, y sin saber que esperar.

---------------------------------Fin de Berlin---------------------------------------------

Berlin es enorme. La arquitectura es muy linda, y al parecer es la capital del underground y la cuna de la música electrónica. Solo escuchamos electronica todo el tiempo, y prácticamente en todos los lugares donde se puede hay un grafitti adornando una pared.

Hay mucha gente con los pelos de rosa, verde, o algún color chistoso, y muchos cortes de pelo raros. Las mujeres usan mucho el pelo corto (no sé porque me dí cuenta de eso).

Es helado. Es donde mas nos cagamos de frio por ahora. También al ser una ciudad que fue destruida en un 80% en la 2da guerra, casi todo es relativamente nuevo. Es una ciudad moderna.

Al parecer los dos lados de Berlín son muy distintos. La división del muro sigue haciendo mucha diferencia entre la parte occidental y oriental, y al ser tan grande y tan lleno de historia trágica, es muy difícil llegar a conocer mucho en 3 días.



La verdad nos gustó, si la disfrutamos bastante, pero es una ciudad grande y donde hay que tomarse su tiempo para llegar a los lugares. Hacen falta mas de 3 dias para llevarse una verdadera impresion acertada, pero creo que vale la pena urguetear un poco la ciudad.

8 comentarios:

Soy Luz dijo...

Perdidas,festicholas, reflexión y mucho de historia. Al parecer te hubiera venido bien este viaje antes de rendir historia social jeje. Muy buena descripción, con lujos de detalles. Un beso grande.

María sola dijo...

aww te acordás de nosotras en europa :D
que bueno que les surge el sentido de la orientación asi de la nada jaja
que mala onda ese compañero de cuarto!
beso!

Anónimo dijo...

Li!!! me mori de ternura, primero que te acuerdes de nosotras ahi tan lejos, y despues "No hicimos amigos ese día, pero aprendimos mucho." me alegro que la estes pasando tan bien como parece, geniales tus descripciones. te quiero, cuidate, besotes!!! Dani :)

Chipi dijo...

Lechiiiitoooo. Que fenomenal tu relato amigo, que ganas de estar ahi con usted besando la frente del tachero al grito de "Lechiten honorarieeen", en fin, disfruta como lo venís haciendo.
Abrazo gigante.

comunne dijo...

muy bueno chango!!una envidia sana de colesterol y mojadita con fernet es la que siento al ver-leer sus relatos. que loco lo del pelo de las locas,por aqui, mucho calor y pelislargas lo esperan al regreso. un abrazo. frido

Anónimo dijo...

Actualicen chango, ya queremos saber q pasó en Amsterdam y en London y en parís la ciudad de l'amour!



(Lii te amo, sos el más lindo de todos) (?) jajajaja



enana!

Josefinita dijo...

heeeyyy y el dia 11??? me imagino la situacion del subte muyy buena... les mando muchos besos!!!!

Seño Andrea dijo...

me mató el beso al tachero y "tus chicas"....y la verdad me encantaria estar allá, con mis pelos teñidos de rosa...que felicidad!!jajajja
Mi amor ustedes buscaban a las celebridades?...cómo habia otras ademas de ustedes?jejejejj besotes hermani!!1